viernes, 29 de agosto de 2014

Capitulo 9

Celia

Acababa de llegar a mi antigua casa,la casa en la que Niall,mis hijos y yo vivíamos.
Entré,la hostia de olor a alcohol fue increíble.
Abrí la puerta de la cocina y Niall estaba allí con una tablet mirando algo.
Ni levantó la vista,ni se molestó porque estuviera allí y tampoco me habló.
-¿Niall?.-Dije.
-El único mas cercano está en texas.-Dijo.
Arqueé una ceja.
-Mm ¿A qué te refieres?.-Dije.
El se levantó y me miro.
-Que el único centro al que puedo ir para limpiarme es en Texas.
El corazón me dio un vuelco,tan lejos no quería que se fuera.
Vale,lo primero es que no sabía porque había ido yo a su casa. ¿Por qué no venía el a la mía? Quizá porque esta también era mi casa.
-Tan...¿Tan lejos?
-Si.
-Pero yo no quiero tan lejos.
Se llevó las manos a la cabeza.
-¿Qué te pasa?.-Dije.
-No,que te pasa a ti.
-A mi nada.
-Si,primero dices que cuando esté bien que vuelva a tu vida y que me limpie y no se que mierda, ahora que lo voy a hacer deberías estar contenta y no ponerle pegas a todo.-Dijo muy serio y moviéndose de un lado a otro de la habitación.
-A mi me parece muy bien,lo que no me parece bien es que sea tan lejos porque no te voy a ver y yo quiero verte.
-¡Si me dijiste hace nada que no me querías ver!
-Estaba enfadada.
-¡¿Y luego el loco soy yo?!
Me reí.
-No te rías.-Dijo serio.
-¿Y qué quieres que haga? ¿Lloro?
Se paró en mitad del salón y me cogió de los hombros.

-Celia,¿Tu me quieres?
-Claro que te quiero Niall.-Dije.
-Pues entonces vente conmigo y con los niños.
Me quedé muy parada y abrí mucho los ojos.
Pero eso es muy arriesgado,¿A quién se lo ocurre?
-Estás loco.
-¿Por qué? Piénsalo,nueva vida,otro ambiente,conocerás a gente nueva,me acompañarás en la terapia y todo volverá a ser como antes pero mejor.
-Niall eso no es una decisión que se tenga que tomar a la ligera.
-Piénsalo.-Volvió a decir mirándome y me dio un casto beso en la mejilla.
-Vale.-Dije.
Cogí mi bolso y salí de allí sobrecargada de información.
De camino a casa de mis padres volví a ver a Zayn junto con Max,saliendo de un edificio muy alto con dos maletas.
Zayn tenía una bolsa de hielo en la mandíbula,los dos se subieron en esa mierda de coche que tenía.
-¿Has metido las maletas en el maletero?.-Le dijo Zayn.
-Mmm no.-Le contestó Max.
Zayn puso los ojos en blanco y volvió a salir para meterlas.
-A veces me dan ganas de meterte un pistolazo en la cabeza.-Dijo.
¿Este tío va contra el mundo?
De repente me llamaron al móvil,era mi madre.
-Si mamá estoy bien,no,no me ha pegado,si,ahora voy,estoy de camino.
Colgué y tenía al negro de mierda riendo delante de mi cara.
-La niña de mamá.-Dijo y río.
Me crucé de brazos.
-Mira.-Dije.-No tengo ganas de verte la cara,no tengo ganas de escucharte,no tengo ganas de respirar tu mismo aire así que vete y déjame que estoy muy harta de ti.
Volvió a reír mas fuerte y toda la gente paró a mirarle.
Definitivamente esta ido de la cabeza.
-Tranquila manos de vieja,que solo venía a decirte que me voy.-Paró para reír.-Si como lo oyes,me voy,ya no te voy a ver ni tu a mi.
Abrí mucho los ojos y un "algo" me dijo que me fuera.
-Mm me parece bien,pero cre...creo...que me voy.
"Algo" en ese sitio me ponía nerviosa. Sin mirarle a la cara me dí media vuelta. Una vez lejos vi como Zayn volvía a montarse en su coche y se iban.
Cuando llegué a mi casa mi madre me miró con preocupación.
-Celia,¿Cómo estás?
-Muy bien mamá.-Le sonreí.
Suspiró de alivio.
Celia y Dani se acercaron a mi y abrazaron mis pies.
Me agaché a su altura y besé la frente de cada uno.
-Mami,un señor ha venido antes a hablar con el abuelo.-Dijo Celia.
-Le ha traído un coche muy bonito.-Dijo Dani.
Arqueé una ceja y me metí en la cocina.
Mi padre pegaba brincos con las manos en la cabeza,gritaba como un adolescente y bailaba extrañamente.
-Papá,¡¿Me quieres explicar que te ha pasado?!
-¡Me han comprado un coche nuevo!
-Vale,siéntate,respira y dime todo lo que ha ocurrido con pelos y señales.
Después de unos minutos haciendo el idiota se sentó,se calmó y me habló.
-Y poco mas,era un tío muy siniestro,rubio,ojos azules,acento irlandés.-Me contó.
Automáticamente pensé en Niall pero el no era nada siniestro y por supuesto no tiene dinero para comprarle un coche a mi padre.
-¿Y no te ha dicho nombres?
Negó con la cabeza.
-Me dijo que era para recompensarme por lo de la rueda y se fue.
Suspiré.
-Papá,todos te tenemos dicho que no aceptes cosas de desconocidos.
Pegó una palmada y chasqueó los dedos.
Me llevé una mano al corazón del susto.
-Se me olvidó,también trajo algo para ti,está en una caja,en tu habitación.
Muy sorprendida me levanté y subí corriendo a mi cuarto.
La caja estaba encima del escritorio,me senté en la silla y tranquilamente la abrí.
Bueno...tranquila hasta que vi lo que contenía en su interior.


-Qu..¿Qué mierda es esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario