viernes, 22 de agosto de 2014

Capitulo 7

Celia

-¿Yo? ¿Qué pague la rueda yo?.-Le dije a mi padre en una intensa pelea.
-Si,tu.
-Que me pague el un psicólogo porque me estáis volviendo loca entre todos.
-Celia,tu le mojaste,le estropeaste el traje,le pegaste una hostia,le distes con una barra de pan. ¿Qué quieres que haga? ¿Qué encima venga y te deje el dinero para la rueda debajo el felpudo? ¿Se te va la olla?.-Dijo muy serio.
-¡Me dijo que le comiera el nabo!
-Pues hija se la arrancas y te vas.
Me reí,era inútil pelear con mi padre.
-Luego me dices a mi papá.
El también se rió y cansado se fue a echarse una siesta.
Los niños dormían,mis padres dormían y yo como tonta no quería salir a la calle por no encontrarme con ese par de inútiles así que me subí al cuarto y me senté en el porche.
Haber que hago,¿Canto? No,que llueve. ¿Bailo? Reí,eso mejor tampoco,que hay muy poco espacio en mi cuarto y como me caiga en ballena por hacer el tonto no tengo ganas de romper nada para volver a tener otra charla con mi padre sobre quién paga que.
Decidido,me pondría a escribir algo.
Empecé a escribir y no paraba,¿Qué escribía? Mi vida,vale si,suena muy trágico pero ¿Qué demonios iba a hacer?
De repente escuché como un fuerte motor de un coche aparcaba frente a mi casa y oh,adivinar quien era.
-¿Qué quieres?
-Oh,pero qué atrocidad asoma por esa ventana.
Le tiré la libreta a la cabeza.
-Ah.
-¿Qué que quieres sucesor de Nelson Mandela?
-Cállate peruana y déjame hablar.
Veras al jodido este lo que le va a pasar como siga así.
-Te traigo dinero para tu mierda rueda.
Abrí mucho los ojos.
-Te lo dejo bajo el felpudo y me voy.
Me acordé de la pelea anterior con mi padre,ahora tragaría mierda por lo que dijo.
-Vete ya.
-Me iré cuando quiera.-Dijo.
-Al final bajo y te meto dos hostias.
-Ok,te espero.
Este me estaba retando a mi,cerré la ventana y bajé,salí a la puerta muy cabreada.
-Veras la hostia que te voy a ....
No estaba,ya se había ido.
-¿Cómo lo hace?
Me quedé muy quieta y levanté el felpudo para coger el dinero.
Me metí adentro y lo dejé encima de la mesa.
Escribí una nota a mis padres:
"Me voy porque nadie me quiere,okno.
Me voy porque estáis todos dormidos como vacas,menos mis preciosos hijos que son angelitos y pues me aburro mucho,no llego tarde papis.
Os quiere:
Vuestra Celia"

Salí y me fui andando,no se a donde iba,solo sé que me iba a perder y me daba igual porque quería desconectar.
Me compré un helado,un helado de piruleta que luego hizo darme un muy gran dolor de barriga.
Maldije a la tía que me lo dio y maldije el día de mierda. Pero por una vez no estaba triste,sino cabreada.
Me senté en una mierda de banco paralelo en un lugar remoto que no tenía ni idea de donde leches estaba y me quedé allí un buen rato. Reflexionando.
¿Pero qué voy a reflexionar si yo no he hecho nada?
Anda a la mierda.
Me levanté y volví a andar.
Me metí en un local,había música,había tíos y todos bailaban,¿Pero qué tipo de bailes eran esos? ¿Esto es una discoteca? Valga te sea el señor.
Me acerqué a la barra.
-¿Te pongo algo bonita?
-Nada.
-¿Y entonces qué haces aquí?
Ose me estaba echando vamos,para que tantos rodeos el calvo este.
-Mirar,pero no te preocupes,que ya me iba.
Me volví a levantar y me fui directa a la puerta,antes de abrir las luces se apagaron y cuando tiré del pomo la puerta no se habría.
Genial ¿Y ahora qué mas? ¿Un rayo que me parta?
Un tío se acercó dando escopetazos y yo me cagué en las bragas,¿Por qué no te quedas en tu casa viendo el canal de cotilleo Celia?
Todos se tiraron al suelo gritando,yo me uní con todos después de una risa nerviosa.
-¡Me cago en dios! ¡Qué esta vez no se escape Max!
¿Otra vez? Jodida mierda.
Vi pasar a Zayn por mi lado,bueno,sus enormes piernas de gigante,ya que no había luz.
Le agarré una.
-¡AH!.-Me levanté y vi como se llevaba una mano al corazón.
Me reí,me reí mucho.
Me miró.
-¿¡Tu qué haces aquí?! ¿¡Estás mal de la cabeza?!
-Oh perdona,yo sé muy bien que va a venir un tío a dar escopetazos a una discoteca,si esto se le puede llamar discoteca.
-Me tienes hasta la polla.
Me cogió como un saco de patatas y me sacó de allí.
Me dejó en el suelo.
-Vete a tu casa y deja de seguirme.
-No se donde estoy,¿Y seguirte? ¿Por qué iba yo a seguirte?
Se pasó la mano por la frente con frustración.
-Mira,que si te molesto te puedes ir,que yo tampoco quiero ni mirarte.
Me cogió y me estampó contra su coche.
-Cuantas mas veces aparezcas menos me iré de aquí.-Me dijo serio,con cara de mono.
Dios,¿Por qué le tendría tanto odio ahora?
-Pues si me sueltas desaparezco de tu vida y chapó.
Me soltó.
Max vino desde atrás con el tío de la escopeta.
Lo metió en el coche de una hostia,detrás venían mas locos deseando matar a alguien.
Zayn me miró con asco.
-Sube tu también.
-¿Vas a dejar que esos flipados maten a todos los de ese local?
-Me da igual el local de mierda,que subas al coche.
-A mi me tratas con respeto.
Se hartó de mi,me cogió y me echó dentro como si estuviera plantando semillas.
Me dí en la cabeza con el asiento.
Zayn se metió y empezó a conducir.
El tío misterioso no paraba de manosearme y echarme babas.
Max no hacia nada,¿Saben ustedes lo que es no hacer nada?
Se chuleaba de que lo había pillado.
"Lo he pillado lo he pillado" Y ya esta,no hacia nada mas.
Le metí un puñetazo en todo el hocico al tío y de una vez se quedó quieto.
Zayn y Max me miraron muy atentos y sorprendidos y siguieron en sus posiciones.
Zayn llegó a mi casa,paró el coche y me echó de el.
-Si te ha gustado el dulce paseo genial sino que te den.-Dijo y antes de que pudiera meterle un directo en la cara ya se había ido.
Mira,que odio le tengo a este tío,¿Por qué lo odio tanto?
Me metí en la casa,subí hasta la habitación de los niños y me senté a verles dormir.
Que preciosos eran.
Aquí sentadita estaba mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario