viernes, 22 de agosto de 2014

Capitulo 5

Celia

Después de haber llorado durante casi toda la noche como una cría abrazada a mi madre,me desperté a besos por alguien,o mejor dicho,por algunos.
-Mami despierta.-Dijo Dani.
-Abu duermes mucho.-Dijo Celia.
Sonreí
Me desperté y los abracé.
Mi madre se despertó a la par y se levantó de la cama.
-¿Qué harás hoy?.-Me preguntó.
-Hoy es domingo,compraré pan.
-¿Pan?
-Si,pan.
-¿Pan?.-Volvió a repetir.
-Si mamá,pan,no me alteres.
-¿Desde cuando tu compras comida?
-Mamá,compraré pan,luego vendré y después iré con Dani y Celia a montarles en los columpios.
-¡Columpios!.-Gritaron los dos.
-Ahora todo me cuadra.-Dijo.
Sonreí y me metí en el baño,me peiné mi pelo,pelo odioso,me hice una coleta,no tenía muchas ganas de peinarme. 
Me vestí y me eché agua en la cara.
Hoy tenía que pasar de todo y estar mas feliz.
Decidido,salí y cogí mi dinero,abrí la puerta y me dirigí a la panadería.
Entré.
-Pan.-Dije.
La dependienta se rió.
-¿Pan?.-Dijo.
-¿Qué tiene tanta risa decir "pan?
-Porque no sé cuantas barras quieres.
-Ah barras.
-Si barras.-Volvió a reír.
-No sé,deme tres.
-Marchando.
Las metió en la bolsa y me la dio,pagué y me fui.
Al salir pasé por el cementerio,alguien gritaba como un loco. Malditos borrachos que duermen por ahí.
-Que se ha ido idiota,esto esta hecho mierda.
Espera,otra vez esa voz.
Me giré,me llevé la mano a la cabeza.
El cementerio estaba patas arriba,las sepulturas arrancadas y los agujeros de las tumbas descubiertas.
Vi a Zayn y a su lado...
-¿Max?
-No,el tío del congo.-Dijo Zayn,
Pasé de su enorme cara y fui a abrazar a Max.
-¡Celia! ¡Cuanto tiempo!
-Pues ya ves.
Miré atentamente las tumbas de todos mis amigos,preciados amigos que un idiota me los arrebató en el pasado,ya no estaban las tumbas.
Fui corriendo hasta ellas,me llené de rabia.
-¿Qué mierda hacéis rompiendo tumbas? ¿Sois idiotas?
-Para niña,que no hemos sido nosotros.-Dijo Zayn.

-¿Y quien ha sido?
-No lo sé,¿Tu lo sabes? Porque yo no.
-¿Y a ti que te pasa?
-¿A mi?.-Levantó la mano.-Tsé,nada.
-Noo,para nada,estás rancio.
-¿Yo? ¿Rancio? Rancia tu.
Arqueé una ceja.
-Mira,me mareas chato.-Crucé los brazos.-Primero en la tienda un encanto y ahora aquí un desgraciado,vas a llevar una hostia que vas a ver a tu padre en calzoncillos blancos. Negro,que estas mas negro que el chorro humo. Camello,vende drogas.
Max se llevó la mano a la boca,se giró y se rió por el comentario.
-¿Qué me has llamado vende melones?¿Peruana? ¿Qué me vas a pegar tu a mi con ese cuerpecillo?
-Este cuerpecillo te parte el agujero que tienes por boca.
¿Este me iba a cabrear a mi? La llevaba clara.
Se escuchó como una granada o un algo estallaba al final del cementerio y un tío salía corriendo.
Zayn dejó de prestarme atención y salió a por el.
-¡Max dame la pistola!
-¿Pistola?.-Dije cagada.
Se la dio y se tiró encima del misterioso tío,este le pegó una patada en los huevos y se fue.
Me empecé a reír en su cara. ¿Zayn herido? ¿Quién se lo iba a creer?
Se levantó y me cogió.
-Mira me estas hartando niñata.
-No me toques.
-¿Qué haces aquí? Que te vayas.
-Que no quiero.
-¿Pero no ves que no haces nada? 
-Menos haces tu.
-Que molestas.
-Y tu mas.
Me pegó un empujón y me caí.
Me levanté con mucho estilo y cogí la barra de pan.
-Mira,a mi no me pone la mano encima ni mi padre,me estas tocando mucho el chichi ya.
-Cómeme la polla.
Abrí muchos los ojos y le pegué un barrazo en la cabeza.
Cuando el pan ya estaba partido en el suelo le metí una buena hostia en la cara de esas que dejan marca.
Zayn abrió la boca impresionado.
-Desgraciado,muérete,no explotes con una bomba terrorista.
Muy orgullosa cogí mis últimas dos barras de pan y me fui.
Mientras me alejaba vi como un coche con los cristales tintados llegaba y Zayn y Max se montaron en el.
¿A qué venía eso de las pistolas y el coche? ¿Qué son ahora? ¿Agentes secretos? ¿Y qué sería lo próximo? ¿Panaderos?
Tsé,me comen el papo ya.
Llegué a casa y tiré el pan a la mesa.
-¿Celia qué te pasa?.-Dijo mi padre.
-Estoy cabreada.
-Se nota.
Me quité las zapatillas y me tiré al sofá.
-¿Zayn?
Le eché una mirada fulminante.
-Vale,me callo.
Mis niños bajaron vestidos y dando saltos.
-¿Mami vamos al parque ya?.-Dijo Celia.
-Si cielo,vamos.
No tenía muchas ganas,pero por mis hijos lo que fuera.
Me puse otra vez las zapatillas y salimos.


Celia y Dani estaban dándose de hostias solo por una bolsa de gusanitos y los tuve que separar.
-Os voy a castigas,¿Veis normal pelear por eso?
No claro que no lo ven,son niños,no piensan,les da igual todo. Como me gustaría ser una niña.
-Lo siento mami.-Dijeron los dos a la vez con la cabeza agachada.
-Bueno,os perdono,pero no volváis a pelearos.
Y con mucha alegría en el cuerpo se pusieron a jugar en el columpio.
Muchas madres de 40 para arriba se sentaron en un banco y empezaron a cuchichear mientras miraban.
-Cada vez hay mas madres jóvenes solteras,no saben lo que son protección.
La ignoré,perdería tiempo intentando insultarla.


Al llegar a casa salí a lavar el coche y volví a escuchar unas bombas,me volví a cagar y procedí a lavarlo más rápido.
Escuché unos pasos.
-Max,quiero irnos de aquí.
-Es el único atajo.-Dijo el.
-Pero por aquí vive la niñata.
¿Niñata? Ya esta otra vez,al final cobra de nuevo.
Cogí la goma y los regué a los dos,sin importarme mojar a Max,me daba igual,solo quería mojarle.
-Ups,lo siento,no me había dado cuenta.
Zayn miró mucho su traje enfadado.
-Mi traje nuevo,¿Es qué eres idiota?
Reí victoriosa.
-A mi que me cuentas,no vayas a perseguir tíos en traje,tsé.
Max en cambió se quitó la camiseta y quedó ahí plantado enseñando cacho.
-¿Y a ti que te pasa? ¿Te crees modelo? 
-Yo no he hecho nada.
-¿Quieres cobrar tu también?
-No.yo no.
-Pues iros de aquí.
Zayn sacó su pistola.
-Guarda eso.-Dije cagada.
Disparó a la rueda de mi coche y río.
-1 a 1.-Dijo.-Quien ríe el último ríe mejor.
-¿Pero qué te pasa? Me vas a pagar la rueda.
-Y tu mi traje.
Dicho esto el y Max se fueron.
Empezaban a tocarme el moño y al final se iban a cagar los dos de lo que yo era capaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario